¿El «Metaverso» no es bueno para ir a trabajar?

Desde el anuncio del metaverso de «Meta», no se han comunicado avances importantes que puedan justificar una reacción mediática. Algo completamente entendible, puesto que el concepto de metaverso, como se entiende, es algo que tomará muchos años de desarrollo.

Sin embargo, luego de la propuesta de Meta: “Horizon Workroom”, un entorno de realidad virtual para el trabajo, un estudio ha decidido poner a prueba como podría ser esta experiencia. El resultado: menos productividad, más estrés

Una semana en VR

El estudio fue un trabajo en conjunto entre distintas universidades y Microsoft Research, sometiendo a un grupo de 16 trabajadores a 1 semana laboral dentro de un entorno de realidad virtual. Al finalizar cada día, debían calificar su experiencia en diversos tópicos, como el estrés, bienestar y productividad, e incluso preguntas en torno al uso de los lentes VR, como algún malestar ocular.

Probando un entorno laboral en VR para estudio

Los resultados fueron preocupantes: una reducción del 14% de la productividad percibida y un aumento del 40% del estrés, en comparación al entorno laboral base. Por si fuera poco, distintos participantes experimentaron náuseas, fatiga visual, dolores de cabeza entre otros malestares. De hecho, dos trabajadores tuvieron que salirse del estudio el primer día debido a que no pudieron soportarlo.

La razón de este incremento del estrés fue provocada por la “sensación” de tener que hacer más trabajo, aunque en realidad este era el mismo que en su entorno convencional. Así mismo, se sabe que se emplearon dispositivos VR de bajo presupuesto para el testeo.

Esto último habría sido intencional, y los investigadores los justifican bajo la idea de que, si pretendemos que el metaverso sea de acceso masivo, no podemos esperar que todos posean los mejores (y más caros) dispositivos de alta gama.

Empleada usando lentes de VR para estudio sobre el metaverso

¿Y el “metaverso”?

Este estudio es realmente útil como revelador, pues plantea inconvenientes que no resultan evidentes a primera vista para el público (como los malestares físicos). Sin embargo, hay algo que creo que es muy importante aclarar de todo esto.

Algunos medios han difundido esta información para sugerir que el metaverso no es una propuesta funcional para los entornos laborales, sin embargo, he aquí una imprecisión:

En este estudio no se ha puesto a prueba a ningún metaverso.

Lo que este estudio ha hecho, ha sido testear la experiencia de trabajar en una computadora dentro de un entorno de realidad virtual, sin embargo, ninguna propuesta de metaverso actual ha mostrado apuntar a este tipo de actividades.

Si le damos un vistazo a “Horizon Workrooms”, podemos ver que se ha presentado con un foco en meetings o reuniones de equipo. Efectivamente, podemos ver el uso de una especie de “Word” a través de una computadora virtual, pero nuevamente, como parte de lo que es una reunión virtual.

La razón tras esto es, quizás, no tan evidente: Meta podría haber anticipado que la experiencia de VR para un full day de trabajo no es viable. Por lo tanto, enfoca su producto hacia reuniones momentáneas de trabajo.

Esto es solo una deducción, por supuesto, pero mi punto es que estamos todavía frente a prototipos de metaverso que no justifican el detrimento del concepto. Lo que el estudio nos comunica, simplemente, es que nuestra tecnología podría no estar al nivel como para hacer sostenible un día completo de trabajo en VR.

¿O tal vez sí?

Reunión laboral dentro de Horizon Workrooms Metaverso

Quizá exista una manera, mediante un innovador diseño de producto, que permita reducir los malestares físicos asociados al uso de VR. Así como mecanismos interactivos que permitan reducir el estrés y la percepción de “más trabajo” asociada a estos entornos.

A lo mejor no es un tema de falta de tecnología, a lo mejor es un tema de diseño de producto, y este estudio, está contribuyendo a su implementación.

El prototipo no es la idea

Lo anterior expuesto, es un fenómeno que puede ocurrirle a cualquier marca o emprendimiento. Podemos confundir la idea con el prototipo, de forma que si este prototipo no es funcional, terminar por asumir erróneamente que la idea es el problema ¡cuando no es así!

Justamente de ahí viene el nombre “Proto-tipo”, de las raíces “Primer” y ”Ejemplar”. Es solamente una versión preliminar de un producto, que en algún momento, estará a la altura de la idea. Y no es hasta el momento en que el producto ya ha alcanzado una versión que realmente le haga justicia, que podremos afirmar, con verdadera seguridad, que la idea estaba equivocada.

Si no fuera así, los hermanos Wright habrían creído que “la idea de volar” era un completo sentido. Felizmente, fueron lo suficientemente visionarios para darse cuenta que lo que realmente se necesitaba: era un buen diseño.

SIN ALT

Si te gustó este artículo, síguenos en nuestras redes sociales. Somos Agencia Masco, una agencia de publicidad que apuesta por hacer las cosas diferentes y crear ideas que dejen huella.

#MasContenidos

¿Te gustó este artículo?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Cuéntanos que te pareció

Deja un comentario

Somos una Agencia de Branding y
Publicidad especializada en crear y lanzar Marcas Poderosas.
Si quieres hacer despegar tu marca, escríbenos a hola@agenciamasco.com o llámanos al +51 943 220 082.

Artículos relacionados

#MasContenidos

¿Te gusta nuestro contenido?

Subscríbete para recibir nuestras novedades

Síguenos

Tendencias

Anterior
Siguiente

#MasContenidos

Bienvenidos a #MasContenidos, un blog de marketing digital donde encontrarás todas las herramientas para estar al tanto de las últimas tendencias, aprender sobre marketing, publicidad, tecnología, conocer los procesos reales con nuestros clientes ¡y mucho más!

¿Te gusta nuestro contenido?

Subscríbete para recibir nuestras novedades